25 febrero 2009

DIME CON QUIÉN ANDAS, BIOLCATI...


Resulta que leo en el página que la Sociedad Rural Argentina organiza unos seminarios de FORMACION CIVICA. Quieren enseñar a la "gente del campo" qué es esto de la democracia…
Y para eso sentadito al lado de Biolcatti… estaba quién?

VICENTE MASSOT


Director del célebre diario de ultraderecha La Nueva Provincia, (vocero de la Marina y famoso por las cruces esvásticas en los crucigramas de su contratapa)
Massot es dueño de la empresa de seguridad Megatrans, es profesor titular en la UCA y fue ministro de Defensa de Carlos Menem hasta que reivindicó la tortura, (y se tuvo que ir por la puertita de atrás)

Massot fue en los ’70 editor de la revista Cabildo


Desde donde vomitivamente se justificaron con argumentos teológicos y lógicos la tortura y la ejecución de prisioneros. Y por ejemplo, se calificaba: “A ‘Le Monde’, un diario blanduzco y baboso, identificado con las izquierdas rosadas, las botas le causan un horror visceral (...) Prefiere el tercer sexo al sexo masculino, el color rosa al celeste y, lógicamente, las chancletas a las botas.” (Vicente G. M. Massot, “La obsesión del fascismo”, Cabildo, 7-2-74)

Los Massot tampoco se privaron de elogiar la violencia clandestina de derecha, la Triple A.

El diario La Nueva Provincia festejó un comunicado del Comando Central de Seguridad del Movimiento Justicialista según el cual “por cada peronista que caiga a partir del día 28 de mayo de 1973 caerán 10 representantes de la línea izquierdista” y sólo lamentó “que estos aguerridos grupos de argentinos que defienden los colores patrios y reaccionan como hace rato debió hacerlo el país todo contra el ‘trapo rojo’ se vean forzados a accionar en la clandestinidad, jugándose la vida en operativos paramilitares, cuando existen en la república los organismos profesionales y regulares a los que debiera apelar el gobierno para terminar, definitivamente, con la siniestra aventura marxista (5-6-73).

En 1975 el diario consideró el triunfo de Cámpora como un ejemplo de tiranía del número”, “pura formalidad de un simple acto electoral erigido en ‘esencia de la democracia’” y enfatizó que “la nación está por encima de siete millones de boletas partidarias (23-11-75).

Durante la dictadura, Diana Julio de Massot, mamá de Vicentito era la directora del diario y su hijo Vicentito era muy amigo de Jacinto Chamorro a quien visitaba en la ESMA.


En junio de 1976 los obreros gráficos Enrique Heinrich y Miguel Angel Loyola, que habían encabezado las reivindicaciones de los trabajadores de La Nueva Provincia, fueron secuestrados, torturados y asesinados.
Los encontraron muertos maniatados por la espalda, con signos de torturas y destrozados a tiros.


Ningún directivo ni periodista de La Nueva Provincia fue al velorio ni se solidarizó con las familias.

Consultado sobre el caso, Acdel Vilas (si, el 1º a cargo del Operativo Independencia) fue contundente: “Hay empresas que prefieren matar a sus empleados antes que indemnizarlos”. Lo dijo él, eh?

La vieja esta, Diana Lía Julio Pagano de Massot, integrante de la Liga Anticomunista Mundial, en la editorial publicó conceptos sobre los dos periodistas muertos, que dan escalofríos:
Sugirió que pretendían intervenir el diario para “cooperativizarlo o crear alguna otra forma de autogestión sovietizante”, los equiparó con “la infiltración más radicalizada del movimiento obrero argentino” y anunció que “esta empresa también conoce el ‘sóviet’ que aún usufructúa y aprovecha dentro de nuestra propia casa el desorden generado por un estado en descomposición”. Denunció la “labor disociadora” de los delegados, “cuyos fueros parecieran hacerles creer, temerariamente, que constituyen una nueva raza invulnerable de por vida” (1/9/75).

El abogado de la empresa La Nueva Provincia de Bahía Blanca, de apellido Lebed, tenía una sobrina médica, María Susana Lebed, que fue secuestrada por la jauría de Camps. A pesar de hacer gestiones por esa chica, la vieja publicaba en el diario que “en la Argentina no hay crímenes como no sean los perpetrados por las bandas marxistas y peronistas; no hay torturas como no sean las del ERP y Montoneros”.

La Dra. María Susana Lebed nunca apareció



Las editoriales del diario, en el año 76 eran apabullantes… Decían: “la guerra contra la subversión debe ser total, frontal y definitiva … Y admitían que había una “manera no convencional” de enfrentar al enemigo, omnipresente “
en la selva, el monte, la ciudad, la universidad, el hospital, el café-concert, el periodismo, la televisión e, incluso, la Iglesia”.

Renegaban por la cobardía de los militares. “Son unos cagones. Tenemos generales, almirantes y brigadieres de papel –le explicaba a Scilingo el más moderado de los Massot, Federico–. No quieren fusilar. No quieren muertos. No quieren tener problemas con la Iglesia. Evitan los inconvenientes y críticas que en su momento vivió Franco en España y Pinochet en Chile. Será una dicta-blanda. Combatirán la subversión sin firmar las sentencias de los muertos. Creo que esto traerá problemas futuros.”

En las editoriales del diario no eran más sutiles: “Es hora de abandonar esta absurda y forzada mentalidad ‘legalista’ que parece querer imponérsenos. (...) Se trata de saber, ahora, si las Fuerzas Armadas están preparadas para asumir la responsabilidad de aquellas medidas urgentes que deben tomarse ya, porque una sociedad harta de desorden y falta de autoridad, pero sobre todo, sin vocación de suicidio, así lo exige: juicios sumarios, pena de muerte dictada por autoridades militares, toque de queda y patrullaje militar en todo el país”. (6-7-76)

Cuando Harguindeguy en el 77 advirtió a los argentinos que “se olviden de contiendas electorales inmediatas”, (aquello de que las urnas estaban bien guardadas) el diario de Massot retrucó que para ser “realmente afortunada” la frase “debería haber omitido el último vocablo”. Al no hacerlo, “cualquiera puede hacerse a la idea de que, tiempo antes o tiempo después, el proceso desembocará en una salida política a la antigua usanza” (3-12-77).

Uno quisiera creer que después de 25 años de democracia, las cosas podrían haberse alivianado…



Pero no…
Vicente Gonzalo María Massot, que también forma parte del movimiento Dios, Patria y Familia, es el líder de la Falange Restauradora Nacionalista, obliga a sus empleados a cortarse el pelo cortito y prohibe los pantalones cortos, y no se toleran mujeres solteras embarazadas en sus filas.

Escribió un montón de libros... mirá los títulos:

Esparta: Un Ensayo Sobre El Totalitarismo Antiguo

La Excepcionalidad Argentina: Auge Y Ocaso De Una Nacion Violencia Politica En La Argentina (1806-1980)

Max Weber Y Su Sombra: La Polemica Sobre La Religion Y El Capitalismo (editado también en inglés)

El Poder De Lo Factico Un Mundo En Equilibrio: La Realpolitik En La Europa De Bismarck

Una Tesis Sobre Maquiavelo: Y Otros Escritos

Escribió un lbro de loas a José Antonio Primo de Rivera, el fascista español, fundador de la Falange (hijo del dictador Miguel Primo de Rivera).
En Barcelona acaban de derribar un monumento de 18 metros de alto de José Antonio Primo de Rivera y acá Vicente Massot le escribe un libro...






En 2003 el amigo Vicentito escribió el ensayo "Matar y morir: la violencia política en la Argentina 1806-1980", donde se despacha con una serie de afirmaciones muy explicativas acerca de la última dictadura.

Las ejecuciones “fueron descartadas por impracticables: ¿cómo justificar miles de fusilamientos ante el clamor que tal práctica levantaría en el mundo?” … “La metodología escogida fue, pues, descargar sobre los subversivos el terror que ellos habían usado y del que habían abusado. ¿De qué manera? Haciéndolos desaparecer”. "Eso dio pie a una serie de excesos”… “excesos inevitables”.

Y da como único ejemplo la masacre de los curas palotinos. Parece que obligar a una mujer a parir vendada y maniatada en el piso de un patrullero, que un médico policial le haga expulsar la placenta de una trompada y la obligue desnuda a baldear su habitación, no es un exceso. Tampoco se le escuchó objetar la violación de mujeres, ni la apropiación de bebés, ni que se asesine a una partera que mediante un anónimo informó del nacimiento de una niña a la familia de una secuestrada. Nada de eso, no.

Cuando las Fuerzas Armadas decidieron “la guerra contra el terrorismo”, se enfrentaron con “un problema insoluble”, escribe hoy Massot: “
La misma estrategia de combate prenunciaba, desde sus inicios, lo que iba a suceder: la guerra se ganaría, pero al mismo tiempo, como una verdadera maldición, se perdería la paz al estallar en las narices de los militares esa bomba de tiempo (entonces apenas visualizada) que era ‘la ideología de los derechos humanos’”.

El resultado militar de la contienda favoreció a las Fuerzas Armadas. El resultado político, en cambio, a sus adversarios. Se trata de un fenómeno nunca antes visto, por lo menos en el mundo moderno”.

La idea de convertir a las fuerzas armadas en una banda clandestina, sin ética y sin ley, no es un fenómeno para Massot, evidentemente


Ese es Vicente Massot… si, al lado de Biolcati y de los otros gerontes de la Sociedad Rural Argentina, que se reúnen para enseñar democracia a "la gente del campo"

Cuando uno ve en la convocatoria el nombre de Massot, con la historia que tiene, se pregunta qué pensarán que puede aportar esta persona a la democracia?

El actual director de la Sociedad Rural de Bahía Blanca… martillero Juan Roberto González Biocca… presente en la juntada democrática ruralista, hizo alarde de paisano bravío meses atrás durante una asamblea cuyo audio registró la FM de la Calle:

“Estamos cansados de palabras por lo cual voy a ser muy breve”, anunció “Esta señora que tenemos hoy de turno (en referencia a la presidenta Cristina Fernandez) ha tocado un tema muy hiriente hacia nosotros, y lo dije y lo digo acá en voz alta a todos los políticos y las pongo acá (sic) sobre la mesa: ¡Estamos en democracia gracias a las Fuerzas Armadas que eliminaron a la subversión!”. Y el gauchaje ruralista lo ovacionó.

Qué valiente sos, chabón! Ponelas sobre la mesa o dentro de un platito de sopa bien caliente, a ver qué pasa…
Los del Página se pasaron con el chiste de hoy...

14 comentarios:

Severian dijo...

Lindo pibe este Massot, cada vez que aparece en televisión me entran unas ganas bárbaras de cagarlo a tropadas. Y no por lo que dice, sino por el tonito altanero con que lo hace. En mi barrio al que use ese tono -e independientemente de lo que diga- se le bajan inmediatamente los dientes. Y si encima el discurso es de matoncito barato, también las encías.... La integridad de ese bigote hace evidente que se crió entre mariconetes, yendo de la parroquia a la escuelita privada.

A próposito de Cabildo, una investigación posterior sobre aquél IP que usaba la nena Abagnato, y desde el cual se matoneaba a algunos bloggers, demostró que fué usado también por un tal Lucas Baffi, prolífico delirante que fabulaba desde las páginas de Cabildo, denunciando un complot sionista para ocupar la patagonia. No hay caso, Dios los cría y el viento los amontona...

MONA dijo...

No lo he visto a Massot en la TV... pero tiene un pasado que lo condena... Fue viceministro de Defensa de Carlos Menem: defensor de la dictadura y apólogo de la tortura. Actual director del diario de Bahía Blanca, al que hizo famoso por incluir cruces esvásticas en los crucigramas de la contratapa.
Pero no es él solamente el impresentable. Felipe Noguera también disertó en la nuyeva Escuela de Instrucción democrática. Trabajó con Domingo Cavallo, Carlos Menem, Jorge Sobisch, Hilda “Chiche” Duhalde, Ricardo López Murphy y Francisco de Narváez. Desde hace dos años, asesora a la Rural. “Aquí no hay más ideologías las ideologías no existen y lo que existen son grupos de intereses, desde Greenpeace al campo”, explicaba cual Fukuyama. Fue quien creó el eslogan de “ponete la escarapela por el campo”.
Pero estos aún no han percibido que comienzan a hablar algunos chacareros; esta mañana oí en la radio a un tal Mendieta, de Entre Ríos, que dice que la Mesa de enlace a él no lo representa, ni tampoco a muchos que son sus compañeros; por lo tanto se han organizado en otra agrupación.
Tienen blog: http://movimientominifundistas.blogspot.com/
El MOCASE es otro ejemplo...
Saludos

Luz dijo...

Gracias Mona por el link.
Creo que los de la Soc Rural representan a muy poca gente.
Y Massot antes aparecía a cada rato en el programa de Grondona y en el de Neustadt... por suerte aún no le dan cámara, aunque no estaría mal, porque es un especimen bien desagradable que le va a parar los pelitos a más de uno.
Severian... que suerte que anda por acá cada tanto.

Magui dijo...

Que merde de tipo!! Que merde la derecha organizándose politicamente!!
Esto tiene que difundirse!!
Besos, mamita.

Anónimo dijo...

los del campo, no importa si son faa o sra, son una mierda, ojalá que los maten a todos

VANINA dijo...

APOYO TOTALMENTE AL SR VICENTE MASSOT Y A LA NUEVA PROVINCIA. YO ME PREGUNTO, LOS QUE ESCRIBEN LOS COMENTARIOS SON DE BAHIA BLANCA Y CONOCEN EL DIARIO???

Ariel dijo...

Dale Vicente, nomás... seguí así que yo te banco. ¡Aguante La Nueva Provincia!

Anónimo dijo...

Mal que le pese a la zurda trasnochada e hipócrita, el Sr. Massot es un brillante intelectual que no tiene miedo de llamar a las cosas por su nombre, a los terroristas, lo que son.

Anónimo dijo...

No tiene que ver con zurdos ni derechosos. Tiene que ver con MIERDAS, y de estos los hay en los dos bandos. Con MIERDAS que se creen superiores y asi operan. Con MIERDAS que heredan el sudor obrero y que apoyan las politicas de sometimiento.
Con MIERDAS que por suerte se van muriendo podridos por su avaricia.

Anónimo dijo...

Vivo en Bahia Blanca y sinceramente me da verguenza tener un diario como La Nueva Provincia, gorila, oligarca y nazi, un ASCO.

Luz dijo...

No tengas vergüenza, son dinosaurios y, como dijo un flaco, van a desaparecer.

Jorge dijo...

Podré ser Justicialista, admirador de Evita y de Perón, podré ser de izquierda, pero lo que no soy es un ASESINO, COMO ELLOS QUE HICIERON MATAR A ENRIQUE HEINRICH Y MIGUEL ANGEL LOYOLA. Solo por que los enfrentaron con un convenio que los JULIO-MASSOT NO QUERIAN CUMPLIR. y los ensuciaron, calumniaron, junto a otros compañeros. ¡ ASESINOS !

Anónimo dijo...

Vicente Massot, jamás perteneció a la Falange Restauradora Nacionalista, él era fundador y jefe de la Guardia de San Miguel Arcangel. Y todas esas eran perqueñas organizaciones juveniles de los años ´70 pero que no tuvieron nada que ver con el golpde del´76 porque era liberal, aunque desconozco si alguno de sus miembros estuvo relacionado con algo de eso, pero en principio era rechazado el accionar de la represion militar porque era tan criminal como los asesinatos de la subversion y eso era en contra de los principios éticos que sostenian esos grupos.

Luis Castor Cruz dijo...

Vicente Gonzalo Massot no tuvo nada que ver con la Falange Restauradora Nacionalista ("comandada" por el Dr. Oscar Hugo Calzada, en sus años de colegio secundario); Massot ni siquiera se consideraba "nacionalista" y mucho menos "fascista", fue y es un oligarca y un maurrasiano que consideraba que los nacionalsmos siempre derivan en alguna forma de socialismo...lo conocí (es una manera de decir) cuando cursamos la licenciatura en Ciencias Políticas de la UCA...Por ese entonces recorría los cursos proponiendo se entronizara una imagen de la Virgen para rezar el rosario en los intervalos entre clases...Siempre fue un "pituco", oligarca...Y a pesar de ser un antiperonista acérrimo...ocupó una secretaría importante en el ministerio de defensa del gobierno peronista de Menem...

....................................................................

Related Posts with Thumbnails