02 julio 2011

CORRUPCIÓN

Me viene molestando soberanamente que la palabra corrupción no se les caiga de la boca a los detractores de todo. Hablan de corrupción situándose fuera de ella, lejos. Como si no fueran parte.

La corrupción es un concepto vinculado con la ética. No es otra cosa que la práctica de saltarse reglas éticas aceptadas. Reglas éticas que cada grupo humano adopta y consagra, porque las considera indispensables para sobrevivir, desarrollarse y convivir. 

El sistema capitalista tiene una naturaleza corrupta. Porque es individualista. Porque privilegia el lucro y la propiedad privada. Porque el asunto es tener, acumular, consumir… y en ese vértigo, lo colectivo se esfuma.  
Es un sistema que antepone la ganancia a las personas, la propiedad privada antes que la vida, el ingreso antes que la salud.

Y el sistema es TAN corrupto que necesita la desigualdad. Necesita que haya pobres para que produzcan barato, y muchos pobres deben producir para uno, que se hace rico. Y se procura mantener a los trabajadores en la pobreza y la esclavitud, porque conviene. Y sino, quién va a hacer por dos mangos el trabajo pesado?  


Pero se habla de corrupción y todos miran a la política, que está hecha para defender a los débiles de esos abusos. Y limitan el concepto “corrupción” a quedarse con dinero público, pero claro, solamente cuando ese dinero cae en manos de alguno que es ajeno a los grupos económicos.

A nadie se le escapa que la fortuna de los Macri, o de Ernestina, fue amasada y multiplicada durante la dictadura (eso para no irnos a épocas más lejanas… porque nos meteríamos a hablar de la Sociedad Rural Argentina y los propietarios de 2.500.000 hectáreas en la Patagonia cedidas por Julio Argentino Roca tras la conquista del Desierto… pero no nos vayamos tan lejos. Hablemos desde la dictadura para acá…)

El gran demonio eran los pobres, que se habían organizado un poco y andaban reclamando mejoras. A ellos fue destinado el esfuerzo represivo.

Después del golpe, directamente se suprimió el derecho de huelga, se suspendió la actividad sindical y se intervinieron las obras sociales.
Cada ingenio azucarero en Tucumán fue convertido en un centro clandestino de detención y torturas. Acindar, (Alfredo Martinez de Hoz) tuvo dentro de la planta un centro clandestino de detención para torturar a los gremialistas. La empresa Ledesma, de los Blaquier, estimuló el gran operativo de julio de 1976, donde fueron secuestradas 400 personas.

Todos sabemos que detrás de los asesinos y torturadores estaban los dueños de la Argentina, sacándose de encima el problema de estos negros que se cansaron de ser explotados.

Con toda esa ayuda, más los tremendos créditos internacionales que los grupos económicos conseguían, todavía los ayudaron otro poquito…
La deuda privada de los grupos económicos fue estatizada por Cavallo en los finales de la dictadura y la garpamos nosotros, los giles… con el dinero público que tanto les duele ahora, porque cae en manos de la negrada.

Blablan que la iniciativa privada comprende asumir un riesgo. Pero el riesgo de ellos lo pagamos nosotros. Porque si yo pido un crédito, y no pago, me rematan y quiebro… no?

Los grupos económicos aúllan exigiendo que el estado no se meta, que el mercado regule. Pero si les llega a ir mal, (o sea, no ganan TODO lo que tenían previsto ganar) usan al Estado para salvarse. El dogma de la libre empresa, de asumir riesgos para obtener ganancias sólo funciona para nosotros, los giles.
(Me acuerdo de un post de Jack Celliers)

“Cuando me va bien – dice el Sr. Entidad Financiera – que el estado no se meta; cuando me va mal, que venga el estado a salvarme. Si Ud. no puede pagar su hipoteca, pues se jode y pierde la casa; en cambio si el Sr. Entidad Financiera no puede hacer frente a sus compromisos, se jode Ud. nuevamente y contribuye (para eso es contribuyente) a “rescatar” a esta pobre gente.

Los partidarios de la libre empresa en realidad son partidarios de privatizar las ganancias, pero se vuelven extrañamente marxistas a la hora de decidir qué hacer con las pérdidas. Obviamente ya sabemos lo que nos dicen: ¡No se puede dejar caer el sistema financiero! Terribles consecuencias se avecinarían. Claro: si no hay nadie que pague resulta que hay un agujero. El agujero está ahí, y de ninguna manera van a cubrirlo los que lo provocaron, así que... así que la mejor solución es que todos paguemos un poquito ¿eh?”

Y esta rueda se repite y repite.
Otra vez salvadas y engordadas sus fortunas durante el menemismo.
Y vueltas a salvar con la pesificación asimétrica de Duhalde.

Pero ahí los indignados con la corrupción, no ven corrupción.

Que “los comunes”… nosotros, los giles, hayamos pagado (con décadas de menos salud, menos educación y jubilados en la indigencia) el enriquecimiento de un puñado de hijos de puta… eso no lo consideran corrupción.
Que hayan muerto miles de niños por hambre o enfermedades medievales, para que estos garcas sean más y más millonarios, no es visto como corrupción.

Hay algo más corrupto que tener peones esclavizados? Hay corrupción más grande que someter a condiciones de vida penosas a familias enteras, tenerlos viviendo como animales, para pagarles con unas monedas que jamás les permitirán abandonar ese círculo de esclavitud?

Sin embargo, para la conciencia social, aparece como un campeón el tipo que es multimillonario, propietario de grandes extensiones de tierra. Pocos en esta sociedad piensan que Biolcatti es un corrupto.
Yo me pregunto qué tan inocente es una fortuna como la que disfrutan los agrogarcas. Cuánto sudor ajeno, cuánta miseria y dolor fueron necesarios para que acumulen ese capital?

Los grandes medios de comunicación (como escribe Luis Bruchstein en el página del sábado pasado) van instalando en la sociedad con un goteo constante, quienes son los corruptos.

Encima son feos, negros o de clase baja… bah, comunes.
Los comunes son feos, dijo Sarlo… ella que no es común.

Carecen de glamour, suelen gritar y decir malas palabras. De solo nombrarlos, los no-comunes, te ponen esa cara de “ya sabés de qué te hablo”, generando esa complicidad despectiva con el televidente, que es un común, pero se para junto al juzgador… y deja de sentirse común.

Asquearse de los comunes, te convierte en especial, parece.

Especiales se sienten un montón de empleados del Estado, que cobran sueldos importantes y no laburan ni que vengan degollando. Que viven en barrios bonitos que fueron construidos por el Instituto Estatal de la Vivienda, que consumen energía eléctrica con subsidio del Estado, que tienen obras sociales del Estado, que no van en bondi porque tienen auto, (que pagaron con un  crédito del Estado), pero sus hijos usan el transporte público subsidiado por el Estado… que estudiaron en colegios y universidades públicas, que mandan a sus hijos a colegios y universidades públicas…
Pero repiten “a mí el Estado no me dio nada”… y se quejan de la Asignación Universal por Hijo, que con 200 mangos “fomenta vagos”.
Parásitos del Estado, que no se consideran a sí mismos corruptos. Y son tan hipócritas de señalar a otro como “vago”.

Dice Bruchstein:

“El relato ramplón se hace “desde la gente seria”, o sea aquella que nunca movió un dedo para luchar por el salario, por los derechos humanos o para conseguir trabajo o para reclamar derechos civiles.

La principal característica de ese nicho llamado “gente seria” es que, en primer lugar, la persona “no es política”, pero opina todo el tiempo de política, algo así como Mauricio Macri. Y la otra característica es que nunca participarían ni dormidos en procesos como los de los movimientos sociales. Estos movimientos no generan gente seria, sino gritones, exaltados y violentos.”

Todo lo que se dice en el monopolio Clarín de los movimientos sociales tiene la intención de desprestigiarlos, de borrarlos, de quitarles la aceptación social. Cada periodista repite el mismo canto.

Así como antes apoyaron la dictadura desde sus páginas, y después ayudaron a construir la teoría de los dos demonios… ahora ayudan a instalar a “la corrupción” como el peor mal que nos aqueja.

Qué decir de la corrupción de los idiotas útiles de TN y Clarín,  que venden su conciencia por dinero?  Se paran frente a una cámara y defendiendo al patrón, se sienten especiales… así que repiten mentiras, colaboran en la manipulación y cobran un jugoso sueldo a fin de mes, por poner la cara al servicio de los intereses de Ernestina y Magnetto.

(Defienden a un grupo empresario que se volvió monopolio a partir de robar empresas en una mesa de torturas y que se apropió de niños robados para hacerlos aparecer en un juicio y disputar una herencia.  Pero eso no es considerado corrupción. No, señor… eso es ser empresario.)

(Defienden a Macri, a pesar de su manifiesta incapacidad, y lo ayudan ocultando las cagadas que se manda. Es lógico que Magnetto cuide a Macri. Lo que no es lógico es que los asalariados de Magnetto defiendan con su propio prestigio lo indefendible. )

Qué decir de la corrupción de los que, con dinero, compran la conciencia de otros y los usan para operar en las mentes de esa clase media, siempre dispuesta a comprar los buzones que les venden, con tal de no sentirse “comunes”?

La corrupción está en la política, repiten como loros amaestrados.

Coincido con el amigo Jack Celliers, cuando dice que el objetivo de la política es brindar mejores condiciones de vida a los seres humanos.  “Si el ser humano vive sin violencia, sin opresión y sin (como afirmaba Trotsky) la embrutecedora necesidad de ganar el pan diario, en una sociedad en la que se trate de vivir y no de sobrevivir vendiendo el trabajo o la conciencia, entonces indudablemente todos mejoraríamos.”

La política se hace necesaria porque el hombre vive en la opresión y la violencia de un sistema que prioriza la ganancia económica de un tipo, o grupo de tipos, a costa del embrutecimiento y la explotación de muchos.

Y nadie está pensando seriamente en salir de este sistema. Estamos solamente intentando que haya menos explotación, menos pobreza. Y ni siquiera ese paliativo, esa aspirina nos permiten tener.

El interés de ese grupo de tipos y sus propaladores, es instalar que la política es corrupta.

Los partidarios de la antipolítica machacan el concepto de que se compran voluntades, votos a cambio de algo: un puesto, un subsidio de 200 mangos, un colchón o un choripán. Porque a “los comunes” se los compra así… por dos pesos.

Me cago todos los días que me resten de vida en Shocklender.  Porque ensució la obra de las Madres.

Pero no me voy a sumar al coro de hipócritas que hacen de “la corrupción de este gobierno” el caballito de batalla de su asco social a los pobres.


 .................................. 


19 comentarios:

Ana María dijo...

Geniaaaaaaaaaaaaa!! Porque siempre escribes lo que pienso? Tienes informantes dentro de mi cabeza?. Yo no lo puedo decir asi de lindo, pero tengo una amiga que sabe decirlo, Grande Luz!!!!!

Luz dijo...

Gracias amiguita.
Vos sabés que la indignación me lleva y me trae... suerte que está el blog, para catarsis.

Un abrazo grande

Greta dijo...

¡Qué bueno, peque, qué bueno...!!! Me encantó: no hay caso, el talento y la calentura hacen un excelente cóctel...! Felicitaciones.
Debería publicarse en algún medio con mucha repercusión. Por de pronto, lo voy a subir a TW y a FB, como para empezar.
Un abrazo inmenso, pequeña...!

Greta.

Luz dijo...

Muchas gracias amiga Greta!

(Acá entre nosotras... que no te engañe el 21 (siglo XXI) no soy tan peque... aunque me di cuenta que en twitter me conviene que me crean una pendex...)

Muchas gracias por hacerlo circular, creo que tenemos que ir desbaratando esa idea de la corrupción, que es con lo único que nos corren por estos días.

Te mando un abrazo

Stella dijo...

Excelente! Hoy me acordaba cuando en los 90 mi jefe hacia justamente lo que mencionaste
"Los partidarios de la libre empresa en realidad son partidarios de privatizar las ganancias, pero se vuelven extrañamente marxistas a la hora de decidir qué hacer con las pérdidas".
Gracias a Greta que lo recomendó!

Juan Manuel dijo...

Excelente! Tal cual, la clase media repite como lorito sin analizar q nunca, pero NUNCA la clase alta le va a dar una mano, siempre la van a cagar, como toda la vida!
Hay q seguir abriendo cabezas para estar mas unidos q nunca con las clases populares! Es una lucha muy larga, pero de a poco se va concretando.

Saludos!

Adal El Hippie Viejo dijo...

Si no te molesta lo voy a subir a Fecebook.

Considero excelente esta entrada cargada de verdades irrefutables que desnudan la corrupción de personas y grupos que tienen, sin merecerlo, cierto respeto de parte de nuestra sociedad como lo hacés notar en tu escrito.

te felicito por tu claridad de conceptos con los cuales coincido plenamente...no tener plata, para hacer una solicitada en un medio importante.

te dejo un abrazo, me llevo tu link para mi blog(te sigo) y la esperanza que algún día muchos de los "creyentes" de hoy, en esas personas, reflexionen y vean la basura con la que maquillan su pretendido "decoro"

buen fin de semana !!

Adal

Luz dijo...

Amigos... qué lindo! Muchas gracias.

Me costó varios días poder sacarlo... se me atragantaban los conceptos.

Lleven, repartan, hagan lo que quieran!!
Me ponen muy contenta tantos piropos.

marejor2002 dijo...

Luz, un gusto leerte y sentirme tan identificado con las ideas expresadas.
Felicito tu claridad para expresar la trampa q nos proponen los medios dominantes, fijando y argumentando en la conciencia de nuestra "cómoda" y egoísta clase medio burguesa, esa idea cuasi razista por la cual solo los comunes feos sucios y malos pueden ser corruptos.
Sufrí a Macri padre e hijo como patrones en su época de explendor como industriales automotrices ... Garcas de obreros y del fisco, del q tomaban crédito y evadían impuestos, haciendo negocio con el estado y disfrutando como nadie los tiempos menemistas.
Te aliento a seguir exponiendo ideas q contribuyan en esta lucha por la liberación definitiva de nuestra patria y la felicidad de su pueblo. Grano de arena por grano de arena se hacen montañas.
"Aguante la militancia por convicción"
slds
Jorge

Claudio Lopez dijo...

Amigos en el listado se olvidaron de las tierras compradas por el ex presidente Néstor Kirchner a $ 7,50 y que le generaron una ganancia de 2 millones 300 mil dólares, teniendo en cuenta que lo compró en unos 50 mil y los vendió para un emprendimiento privado en 2 millones 400 mil, de esto tampoco hay que olvidarse amigos !!!!!!!!!!!

Carlos dijo...

Ex-ce-len-te !!! Muy bueno !!! me encantó !!! Es todo lo que yo quisiera decirles a mucho pero no tengo la lucidez para expresarme asi. A difundirlo !!!!!

Ricardo dijo...

Brillante, Luz.
Felicitaciones por el post.

Luis Quijote dijo...

El mismo sistema que Osvaldo Bayer plasmó en La Patagonia rebelde y la película de Héctor Olivera.

Jack Celliers dijo...

"La política es corrupta" es una frase vieras qué útil en su doble sentido. Sirve para ensuciar la labor política cuando no favorece determinados intereses, como señala el post; pero también sirve para justificarla cuando sirve a los poderosos sin tapujos, como en los '90: "Y... es que la política es corrupta ¿viste?"

Noticias piratas dijo...

muy bueno el blog una inspiración. Va agendado para la lista en mi blog, además vi que me tenés en tu lista.
Salutes

un viejo cuerpo dijo...

Creo que la esclavitud fundamenta la acumulacion de bienes. Solo le puedes quitar su tiempo, su vida a alguien si tienes poder sobre el o si esa persona obnubilada te entrega el control de su vida. Hay una guerra de larga data en la humanidad, algunos quieren vivir a costa de los otros, y mas alla de las ganas de aceptar o negar esta circunstancia, esto esta aqui y ahora. Yo estoy en mi casa, entran varias personas, me secuestran, me tortura, invocando no importa que y me "hacen desaparecer". Descripción equivocada. Tienen que hacer desaparecer de la vista no solo el cuerpo sino la memoria de mis coetaneos. Tarea fácil si existe una escala de valores asociados a las personas. Esta es la anecdota, el poner esa palabra no significa negar lo sucedido. Porque si circunscribo mi pensamiento a lo inmediato pierdo de vista que esos que fueron a mi casa a buscarme, los otros que miraron a otro lado para que yo pueda desaparecer, los defensores del empleo, del sacrificio, del honor, de la virtud, todos participes necesarios de la anecdota. Algunos, los expulsados del sistema, que viven un larga agonia, y que cada vez son mas, estan en la misma situacion que el de la anecdota, solo son diversos aspectos de un mismo proceso de deshumanización emprendido por los voluntariosos, hoy llamados capitalistas. Pero quienes son y como actuan, no los macri, carrio, videla, ellos son nada mas que las brazas de una hoguera puesta para quemar lo humano. Y que mierda es lo humano, fácil, sin tanta vuelta, facilitar la vida a cualquiera, no tomar mas de lo que necesitas. Con quien me emparejare es anecdotico, que me emparejare no es anecdotico. Mi situacion interna actual se contruyo, desde mi inclusion en la sociedad humana, antes de ello yo no era humano, procesando anecdotas, aqui y ahora, instante a instante. Los actores de la anecdota, los que patearon la puerta de mi casa, respondian a alguien, y muchos de esos alguien a unos pocos que estaban por arriba de ellos, y asi siguiendo. Como resolvemos este gran problema. Tenemos dificultades reales que ni siquiera podemos visualizar obnubilados por la inmensa violencia que ejercen estos ocultos inhumanos y sus ansias monstruosas. Entre los que saben como viene la cosa, los que quieren que sea de una manera y los que saben que no hay una manera, que esta se construye como la libertad, paso a paso, estan los confundidos en el medio. Y segun para donde se vuelquen van las anecdotas

Carlos I. dijo...

¡Luz: nunca mejor puesto un "nickname"! ¡Felicitaciones, con tu permiso me lo llevo a mi Fb!

Luz dijo...

Lleve compañero Carlos. Un Gusto.

Luis Quijote dijo...

Si bien ya pasó bastante tiempo, es oportuno difundirlo nuevamente.
Me gustó mucho y parafraseando a quien dijo: "miente miente que siempre algo queda", digo repite, repite, que algún desinformado tomará conciencia.
Lo llevo a Facebook

....................................................................

Related Posts with Thumbnails