12 julio 2007

SOLO... Y ABANDONADO


Ay amiguitos... lean la notita de María Lilia Genta en la página "La Historia Paralela"...


La soledad del Padre Von Wernich

Publicado el 11 de July, 2007

“… es lo que solemos hacer con los sacerdotes: insultarlos como una forma de insultar a Cristo”.


Así habla el Inspector Morse en el final de uno de los episodios de la estupenda serie policial televisiva inglesa que lleva su nombre. La frase parece dicha para el “caso von Wernich”: “juicio”, periodismo en todas su formas y, ahora, hasta un libro.


El Padre es llevado ante el Sanedrín de Caifás mientras Pilatos (la Conferencia Episcopal) se lava las manos. ¿Qué piensan ganar, nuestros Pastores, con esta actitud? ¿Una “rebajita” en las feroces leyes anti vida y anti natura? El mismo día que se inició, en La Plata, el juicio, en Río Negro se “proclamó” la eutanasia. No parece que las cosas vayan por ese lado. ¿Qué, entonces?


Al Padre von Wernich le cabe el honor de compartir la suerte de los Cardenales Mindzsenty y Stepinac (y tantos otros de la “Iglesia del silencio”) abandonados, en su momento, como lo está ahora el primer sacerdote argentino, arrastrado a esta parodia de juicio cuyo final ya adelantó el “juez” que preside el “tribunal” que lo juzga cuando en declaraciones publicadas en la prensa de izquierda habló del “genocidio de los años setenta”.


“Eres sacerdote para siempre según el orden de Melquisedec”; estas palabras le dijeron al Padre von Wernich el día de su ordenación. También les fueron dichas a todos sus hermanos en el sacerdocio. Pero, ¿cuántos consagrados se sienten sus hermanos?


Recorriendo la tierra cristera, las tumbas de los mártires, en México, nos recuerdan los años que estuvieron en el silencio de la “Iglesia oficial” hasta que Juan Pablo II los hizo entrar en la memoria de la Iglesia. En sus días, los cristeros mexicanos fueron tan abandonados por los suyos, como lo es hoy von Wernich.


Me imagino que aunque el Padre sepa que está muy bien acompañado en la lista de los “abandonados”, el dolor del abandono se tiene que patentizar en la soledad de su Gólgota.
Quiero pensar que muchos de sus hermanos sacerdotes, aunque no hablen públicamente, han de sentir, como en carne propia, los insultos a este sacerdote que, como dice Morse, es un modo de insultar a Cristo.


La Patria nos duele porque la amamos. La Iglesia, también. Ofrezcamos este dolor para que el Señor perdone tanta tibieza, tanto silencio.


Como decía el Cardenal Mindzsenty dirigiéndose a los católicos del mundo libre, en plena “cortina de hierro”: la Iglesia del silencio no somos nosotros, son ustedes.


Autor: María Lilia Genta
..................................................................................
HERNAN BRIENZA - escribió un libro que se llama "Maldito tu eres" y es una biografía del padrecito... donde dice, entre otras muchas cosas:
- Von Wernich fue el último eslabón de la Policía de Camps; se paseaba por los centros clandestinos, extrayendo información a los detenidos; eso está comprobado; hay 50 detenidos que lo acreditan; que las preguntas eran las mismas que hacían los torturadores.

- El grupo de los 7 es una experiencia que hizo la Policía bonaerense con siste militantes montoneros que se quebraron, en parte por la prédica de Von Wernich. Les decía que si daban la información iban a vivir; les promete la libertad, los asiste espiritualmente; reconocen compañeros en la calle; Won Wernich hace una última cena, los acompaña en los autos hacia Ezeiza, hacia el Puerto, y a mitad de camino se dan cuenta de que no van para Ezeiza; todos son fusilados en un descampado en los bosques de La Plata; era el enlace entre estas personas y los familiares; era el encargado de recaudar dinero para que pudieran vivir en el exterior; esa plata jamás apareció. Este es el caso que más compromete a Von Wernich.

- No hay prueba de que haya participado de las sesiones de tortura, pero sí de que asistía a los torturados.
- Siempre me preguntaba por qué hizo eso; si no había una posibilidad de que lo haya hecho con buenas intenciones; pero cuando empezás a ver los testimonios, te das cuenta de que no; no tiene una participación que puedas decir no fue cómplice de los represores; fue un engranaje más.


Andá a bendecir a tu abuela, Fon Vernic... y rezo para que termines con todos tus huesitos nazis en la cárcel

4 comentarios:

barreneitor dijo...

Luzbelita, de donde salio esta señora María Lilia Genta, tiene una paginita muy bonita...... Uno que quiere que vuelvan los templarios, la hija del fusilado por el Che. una fauna incríble.....
pasa cuando quieras por mi blog....
http://barreneitor-lavanguardiailuminada.blogspot.com/

Patchulin dijo...

Puede seguirse el dia a dia del juicio en http://juicioavonwernich.wordpress.com

LuzVelita dijo...

Gracias, amiguitos... visitaré ambas páginas.
No se olviden de volver por acá de vez en cuando

Anónimo dijo...

LOS CURAS VENIDOS DEL INFIERNO
(X Luis Agüero Wagner/ www.quanta.net.py/userweb/apocalipsis)
Aunque a esta altura de los acontecimientos tal vez muchos tengan la percepción de que el título alude a Fernando Lugo, en verdad se refiere a la forma en que medios de prensa argentinos han bautizado a Christian Von Wernich, confesor del ex Jefe de la Policía Bonaerense, Ramón Camps, detenido desde septiembre de 2003 acusado de numerosos homicidios y múltiples casos de privaciones ilegales de la libertad y torturas. Los hechos fueron registrados durante la última dictadura militar argentina, en diferentes Centros Clandestinos de Detención, delitos por los cuales se inició su procesamiento en la ciudad de La Plata.
Los delitos cometidos por Von Wernich y otros jerarcas de la Iglesia Católica fueron probados sobradamente en los testimonios de los sobrevivientes de los diferentes centros clandestinos y que fueron recogidos en 1985 en el Informe de la Comisión Nacional de Desaparecidos, algo que difícilmente pueda suceder en Paraguay, donde un sacerdote católico preside la Comisión de Verdad y Justicia, que ya se auto-adjudicó un oneroso presupuesto en medio de polémicas al respecto.
A pesar de las abrumadoras pruebas de su directa participación, Von Wernich había permanecido impune debido a las leyes de Obediencia Debida y Punto Final. El cura también participaba en sesiones de tortura, además de actuar como ejecutante directo en el asesinato y posterior quema de tres detenidos a quienes arrancaron de comisarías asegurando que sólo los deportarían. En uno de estos casos, detuvieron por el camino el vehículo policial para ejecutarlos y uno de los cuatro represores (un policía karateka que después se arrepentiría y confesaría lo que había hecho) le dio un fuerte golpe en la cara a uno de los secuestrados con el objeto de dejarlo inconsciente. Uno de ellos se resistió y empezó a sangrar profusamente, manchando con sangre en la trifulca al cura, al chofer y al karateka. El coche se detuvo, los tripulantes descendieron y mientras el cura y los otros policías los sujetaban, uno de los represores les inyectó un veneno directamente en el corazón, causándoles la muerte inmediata. En diferentes situaciones parecidas, Von Wernich asesinó o participó en el secuestro, extorsión, tortura, asesinato, desaparición y ultraje de cadáveres de más de treinta personas.
Según consta en los Archivos del Terror paraguayo, abundaban ejemplos análogos de religiosos con la misma conducta en nuestro país, algunos de los cuales oficiaron sin remordimientos como delatores al servicio del temible jefe de la policía política Pastor Coronel. Se ha publicado que el 17 de enero de 1978 la religiosa Gilberta Lovera, por dar un ejemplo, se presentó ante las autoridades policiales solicitando la intervención represiva de las mismas en la Parroquia “San Cristóbal” dado que un charlatán canadiense realizaba allí una prédica subversiva que elogiaba al comunismo. También son bastantes conocidos los ejemplos de capellanes católicos e incluso obispos desvinculados del estado que desde el púlpito cantaban loas a la dictadura militar del General Stroessner.
Ejemplos tan cercanos geográfica y políticamente al caso paraguayo como el de Von Wernich, contribuyen a ensombrecer aún más el manto de dudas que cubre a la Comisión de Verdad y Justicia paraguaya presidida por Mario Melanio Medina, a la que investigadores del Archivo del Terror ya han acusado de omitir en sus denuncias públicas cerca de 8.000 fichas de víctimas de la dictadura.
Eso en país donde la libertad expresión está controlada en más de un 90 por ciento por una pequeña red de asociaciones vinculadas entre sí, que comparten el antecedente de haber estado vinculadas a la dictadura y que para colmo, son regadas permanentemente con dólares provenientes de la embajada norteamericana.
LUIS AGÜERO WAGNER.

....................................................................

Related Posts with Thumbnails