26 mayo 2010

ESA OBSESIÓN DE JOAQUÍN


Hoy escribe en La Nación, con la pluma inflamada de frustración y envenenamiento, provocado por los masivos y felices actos de festejo del bicentenario, nuestro queridísimo amiguito Joaquín Morales Solá y titula: “Esa obsesión por dividir y fracturar”

Joaquito agarra la realidad y la retuerce como al cogote de una gallina, hasta que la hace decir lo que él desea que diga, o sea, lo opuesto a lo que es. Un sofisma es un razonamiento lógicamente incorrecto, aunque psicológicamente pueda ser persuasivo.

Los sofistas eran unos tipos que podían convertir en sólidos, los argumentos más débiles. En mi barrio los llaman necios mentirosos, aunque hábiles de pico.
Jarabe de pico, decía mi abuela.

Los voy a fastidiar con la lectura del vómito tóxico de Joaco, espero que no les haga mal.

Dice que Cristina es “rupturista y egocéntrica” y que “dividió la historia y fracturó el presente para convocar a la unidad nacional a partir de la experiencia de ellos mismos” y que esa fractura “convirtió la conmemoración de la fecha patria en una convivencia inestable y permanente entre dos Argentinas”

“De hecho, no hubo en los últimos cuatro días un solo acto que comprendiera a las diversidades políticas, sectoriales, religiosas y sociales. Donde estaban unos no estaban los otros; donde cabía un discurso no tenía lugar ningún otro discurso distinto. Los actos de Cristina Kirchner fueron ceremonias casi monárquicas que sólo admitieron a los propios (…) El resto fue la platea eterna de los fastos kirchneristas, tan cercanos ya a la adulación de los líderes que se tornan incompatibles con una República.”

Que hay dos Argentinas, no caben dudas… una es la nuestra, que festejó en la plaza, que (teniendo oportunidad) no abuchearon ni silbaron a Cristina, ni le tiraron con botellas descartables.
La Argentina que vibró, lloró, aplaudió, se emocionó y disfrutó.



Esa Argentina que es asesinada, encarcelada o ninguneada y silenciada cuando gobiernan los tuyos, Joaquín, los de TU Argentina, el puñado de gente que se escondieron cuatro días a morderse los codos regurgitando odio y deseando que algo salga mal. Y yo creo que en los últimos cuatro días, todos los actos comprendieron las diversidades políticas, sectoriales, religiosas y sociales. Tal vez mirabas otro canal…

Faltó que diga “a todo el mundo le molestó cómo festejaron el bicentenario” sin mencionar que “todo el mundo” son él y tres de sus compañeros, porque el resto de la gente estaba en la fiesta.

Sigue:

“El otro acto fue el de la reapertura del Teatro Colón, donde convivieron amablemente peronistas, radicales, socialistas y la centroderecha de Pro. Más allá de las personas que allí expresaban esas ideas, es probable que en ese estilo, civilizado y pacífico, se esté incubando el futuro no tan lejano de la Argentina. (JA!!) Un río social subterráneo parece crecer con fuerza bajo el suelo presuntamente seguro de los actuales gobernantes. Los argentinos que atestaron las calles de Buenos Aires preferían estar unidos antes que inexplicablemente divididos. Nunca se vio mejor que en esos contrastes entre el llano y la cima el irreversible ocaso del proyecto y del estilo kirchnerista.”

Es realmente asombroso, los objetos caen porque hay ángeles que los empujan hacia abajo, nada tiene que ver la fuerza de la gravedad, que es difícil de explicar.

Joaquín pudo ver en los argentinos que atestaron las calles, el ocaso del Kirchnerismo…

Y en el estilo civilizado y pacífico de Legrand, Fort, Susana, De la Rúa y Magnetto el futuro no tan lejano de la Argentina!

Los garcas de siempre que se tiraron todo el ropero encima para volver a sentirse mejores y distintos. Y Joaco los admira.
Mirá el retorcimiento que tuvo que pensar, para convencer a alguien de que hay un problema.

Después alaba a Pepe Mujica, porque fue al Colón, dice que desafió el malhumor de los Kirchner. Y le regala que “él, un viejo guerrillero, razonable ahora, se entendió sin inconvenientes con Mauricio Macri, un acaudalado descendiente de una familia de empresarios.”

Lo mismo, concede, en lo que es casi un exabrupto viniendo de la bocaza de Joaco: “Macri le debe a Mujica más de lo que está dispuesto a aceptar. El viejo presidente legitimó con su presencia la convocatoria del jefe porteño y blanqueó al Colón del equívoco color de las ideologías”

El equívoco color de las ideologías vendría a ser rojo? Pregunto, de puro inocente.
Qué onda con las ideologías? No era que habían muerto?

Después se mete con el tedeum y dice que “la Presidenta corrió hasta Luján huyendo de la homilía del cardenal Jorge Bergoglio” Y sin dudarlo un instante, dice que el obispo Agustín Radrizzani, le dio el mismo sermón que quería darle Begoglio.

Yo digo… tendré alguna dificultar auditiva? Yo escuché ambos sermones por la tele y me parecieron muy distintos.

Pero pará que falta:

“Peor fue el resultado de las concurrencias: mientras la Catedral de la Capital estuvo llena de gente común que no ostentó ninguna identificación partidaria, la de Luján estuvo marcada, otra vez, por la presencia de las delegaciones políticas, trasladadas generalmente por los escépticos barones del conurbano.”

Estos negros, querido, que por el chori y la coca van a cualquier parte, que van a ser como la gente común que asistió al tedeum de Bergoglio!

“Populares artistas, aunque mayoritariamente de un color ideológico determinado, actuaron bajo la organización de los actos del gobierno nacional. Otros artistas, menos ideologizados, trabajaron o presenciaron el espectáculo del Colón. Hubo multitudes en los dos lados. Ni una multitud era kirchnerista ni la otra era macrista.”



¿Ustedes vieron una multitud en el Colón? ¿Se puede comparar la gente que estuvo mirando (de afuera y de lejos) la alfombra roja de artistas como los auténticos decadentes Ricardo Fort, Legrand y Susana Giménez, con el océano de gente en todos los otros eventos? Se puede decir que Legrand y toda la runfla de periodistas furiosamente opositores son menos ideologizados? ¡Qué problema esto de la ideología, no Joaco?

“Esa corriente incesante de divisiones llegó a su apogeo con el discurso presidencial de ayer. El Centenario fue un horror, empezó Cristina. Extrapoló los valores de entonces a los de ahora, se negó a comparar los progresos sociales y políticos de la humanidad durante un siglo y no reconoció el esfuerzo de la generación de 1910 para hacer de la Argentina una de las principales potencias económicas del mundo. La Argentina de hoy es mejor en muchos aspectos, pero no tiene la pujanza económica de entonces ni el optimismo social de hace un siglo.”

No me alcanzan las palabras para responder a semejante barbaridad.

En mayo de 1910 había un terrible quilombo social, amenazas de huelga general y planteamientos violentos de sectores sindicales anarquistas y socialistas, (por ejemplo y justamente, el atentado al Teatro Colón en una de sus funciones de Gala); imperaba la Ley de Residencia, había Estado de Sitio, decretado tras el asesinato del jefe de policía, Ramón L Falcón, quien había sido ultimado por el joven anarquista Simón Radowitzky como represalia por la violenta represión obrera de 1909. En los últimos meses de 1909 el gobierno detuvo a más de 500 activistas de los cuales muchos serían deportados. Eran épocas de fraude electoral. En febrero de 1910 se aprobó la Ley de Defensa Social (para extender la represión contra la izquierda). La invitada de honor a los festejos fue la Infanta Isabel de Borbón, en representación del Rey de España Alfonso XIII, (le decían la infanta aunque ya era una vieja chota). Las delegaciones de países que participaron: Alemania, España, Francia, Italia, Japón, Portugal. Nadie de latinoamérica.

Qué querés que te diga? la pujanza económica y el optimismo social de 1910 no era para todos los argentinos Juaquincito… como siempre.

Cuando escuché a Cristina, SUPE que se iban a agarrar de eso… y no me equivocaba. Tendría que usar la palabra “lucha” que les suena menos jodida que “batalla”

Dice Morales Solá:

"La vida es una batalla permanente, una todos los días", se le escapó a la Presidenta, aunque se dio cuenta en el acto del desvarío del inconsciente y trató de suavizar ese desliz, que fue la mejor profesión de fe kirchnerista. ¿Por qué tenía que ningunear a España, delante de su embajador, cuando mencionó despectivamente que un miembro de la corona española había sido la figura central del Centenario? ¿No se pavonea ella ahora con la supuesta amistad de los actuales reyes españoles? ¿Nadie le dijo, además, que en el Centenario visitaron el país los presidentes de Chile y de Brasil en medio de ceremonias mucho más importantes que las de ahora?”

Lo que no explica es porqué eran más importantes las ceremonias de 1910… tal vez por los protagonistas, o los invitados?

Era más importante recibir a la infanta que a Evo, Chavez, o Correa?

Pero ahora si, agarrate… porque viene el Gran Vómito Infecto:

“Ninguna otra cosa, sin embargo, fue tan divisoria -ni tan explicativa del presente- como la entronización de Ernesto Guevara en el panteón de los próceres latinoamericanos. El "Che" es un mito y no un héroe; al mito se le permiten todas las fantasías que al héroe se le niegan. Guevara fue una persona valiente, pero de una asombrosa frialdad para matar y para hacer matar, para descerrajar guerras civiles y para enfrentar a los hombres y bañarlos de sangre.”
Y termina triunfal:

“Esas ideas no están en la Argentina de hoy, desde ya, pero sus conceptos de grietas y crispaciones parecen ser las predominantes entre los que gobiernan. Abajo, la sociedad bullía levantando principios más generosos que una recordación sesgada e ideologizada, que los últimos rastros de una polarización condenada a vivir su otoño.”

Ta bien Joaco, no mostrés tanto la hilacha, que se van a dar cuenta que el éxito de los popularísimos festejos del bicentenario, te pateó el hígado. O las bolas.

.....................


8 comentarios:

MC dijo...

De onda te digo, para qué te gastás con joaco. Es una pena que todavía no pueda ser juzagado como cómplice de los genocidas y tenga la oportunidad de derramar mierda desde su tribuna fascista. Pero creo que hace bien de tener miedito, yo en su lugar lo tendría porque un día su consciencia vuelve y lo acogota.

Mascaró dijo...

Como siempre brillante querida Luzbelita: "Que hay dos Argentinas, no caben dudas… una es la nuestra, que festejó en la plaza, que (teniendo oportunidad) no abuchearon ni silbaron a Cristina, ni le tiraron con botellas descartables.
La Argentina que vibró, lloró, aplaudió, se emocionó y disfrutó"
.
Te agrego que, entre los millones de personas, no se vió ni un sólo rati. (No voy a caer en la inocentada de que con tamaña presencia sudamericana fue subestimada la seguridad).
Es que la mejor seguridad - y esto sí que Joaco no lo va a entender nunca - es la gente en las calles.
Salú

Marta dijo...

Propongo crear un espacio dedicado solamente a putear a estos tipos carroñeros que se dicen periodistas. Sería un gran alivio para los que nos intoxicamos leyéndolos.

Nacho dijo...

Me encantan los boludos que no pueden soportar una mención al Che Guevara sin decir "¡pero mató gente! ¡Ay por Dios, alguien piense en los niños!" Ni siquiera se dan cuenta de que lo están haciendo en una nota sobre un acto que conmemora la independencia del país, hecho que sus figuras más recordadas consigueron en "guerras civiles" donde "mataron gente" también. O se dan cuenta y se hacen los que no.

Paztito dijo...

"Te agrego que, entre los millones de personas, no se vió ni un sólo rati."
Habia algunos, pocos para la cantidad de gente que había seguro, y más si se lo piensa desde el lugar de mentes como la de JMS.
Pero lo mejor fue ver a los canas bailando y aplaudiendo (SI, BAILANDO Y APLAUDIENDO!!!) cuando pasaban las comunidades de diferentes paises.
Policias en servicio eh, con la camionetita al lado y todo.
Extraño, bizarro y genial.
Una fiesta con todo. Hasta con los que tratan de aguarla.

Enrique Pazo dijo...

Pensaba dejar un lindo comentario referido a Carlos Barragán y su respuesta genial en 6,7,8 de ayer.

Pero NO ME BANCO la moderación de comentarios; y la palabra de verificación me rompe los higos.

¿Quieren solucionar el tema de los comentarios por robots y los desubicados? (éste blog y otros).
Escríbanme un correo (blogcf-quique@yahoo.com.ar) y se los cuento (no lo hago público porque se enterarían los spamers y los idiotas). Pero, con los amigos, comparto los conocimientos.
En los 31 blogspot en que escribo de vez en cuando, no jodemos a los comentaristas racionales, pero pusimos coto a los imbéciles.

PD1: Hoy coloqué la Palabra de verificación. Quizá por última vez en este blog.
PD2: Sé que lucho contra la corriente pero, los mejores, siempre se suman.

Severian dijo...

Bernardo se murió, Mariano en camino a la jubilación, se rifa el puesto de Gran Gorila Periodístico y este sorete lo quiere todo para él.

Igual, con toda la competencia que tiene, le va a costar...

Una que anda por ahí dijo...

Grossa!
Hacía tanto que no pasaba por acá (ni por ningún lado).
Da aire leerte, aún cuando soy de las no kirchneristas a las que les encanta la forma en la que se calientan los clarinetes y otras mierdas (oposición, camposojeros, iglesia, etc.), mira 6, 7, 8 (con ojo crítico) y aplaude los festejos del bicentenario.
Espero volver al ruedo en breve.
Abrazos!!!

....................................................................

Related Posts with Thumbnails